Make your own free website on Tripod.com

Poesía religiosa y mística cristiana

Home

Santísima Trinidad | Iconos para rezar | Tiempo de Adviento | Navidad | Ven Espíritu Santo | Poemas para rezar | Temas inspirados en el Evangelio | EVANGELIO EN VERSOS | Jesucristo esposo del alma | JESÚS ESPOSO DEL ALMA | LA MÍSTICA DEL AMOR | DESPOSORIO MÍSTICO | LAS BODAS MÍSTICAS | EL MÍSTICO ESPOSO | MARIA | Horas litúrgicas | Tiempos litúrgicos | AMISTAD EN POEMAS | TEMAS VARIOS | Vínculos relacionados | Contácteme
Santísima Trinidad

p0003214.jpg


SANTA TRINIDAD, SANTA ARMONÍA...

Santa Trinidad, santa armonía
esencia unificada de las cosas,
alma de mi alma, perfume de las rosas,
fuente inagotable de alegría.

Dios Padre que en Amor al Hijo engendras.
Hijo dilecto que recibes de Él la vida.
Espíritu de ambos que se espira
en el acto amoroso que lo engendra.

Una gloria, un Amor, una alabanza,
una esencia divina compartida.
Tres personas divinas, su energía
regalándole al mundo la esperanza.

Un Padre que todo lo contiene
del que surge el Amor, la luz, la Vida,
al que todo se dirige sin medida:
creador, poderoso y providente.

Un Hijo que su rostro fiel refleja,
impronta de su ser y su sustancia,
resplandor de su gloria y de su gracia,
Amor vuelto obediencia que se entrega.

Un Espíritu de ambos espirado,
Amor vivificante que te donas,
torrente de ambos que enamoras,
fuego que me mantiene ilusionado.

Padre maternal que el mundo creas
a imagen de tu Hijo tan amado,
infundes tu Espíritu y somos renovados
cuando sobre las aguas del caos aletea.

Hijo que obediente al mundo diste
tu sangre en el río de la Pascua.
Cordero redentor, liberador que salvas
de la muerte y del pecado que venciste.


Espíritu Santo de Amor vivificado
que surges del corazón del Hijo ungido,
eres el alma de la Iglesia y del hombre redimido
y llevas a plenitud la obra del Amado.

Trinidad Santa de Amor en que vivimos,
peregrinos del Amor tus siervos somos,
adoradores de Verdad sin ver tu rostro
en ti creemos, nos movemos y existimos.

Infinita es la distancia en que te pienso,
infinito el Amor con que me amas,
infinita la dulzura que derramas
en el corazón que busca tu misterio.

No quiero comprenderte, sería en vano,
quiero sólo adorarte en el misterio,
ser alabanza de tu gloria, cautiverio
del Amor que me aprisiona soberano.

A Ti la gloria, padre sin origen,
sea gloria al Hijo tan amado,
al Espíritu de ambos espirado
mi alabanza a tres Señores se dirige.

light.jpg


¿QUIÉN ERES TU SENOR, Y QUIEN SOY YO?

Tu: resplandor infinito de lo eterno.
Yo: inmensa soledad en un Desierto.

Tú: hacedor de los soles y los vientos.
Yo: constructor de utopías y de sueños.

Tú: el Amor más sublime y duradero.
Yo: la promesa que vuela hacia tu encuentro.

Tú: el origen de todo lo que veo
y yo un átomo fugaz del Universo.

Tú eres sublime posesión de lo perfecto,
yo la vaga realidad de un ser inquieto.

Tú eres belleza, sumo Bien, paz y consuelo,
yo soy boceto de un artista y tu proyecto.

p0003214.jpg



CUANDO CALLAN LAS PALABRAS

Cuando callan las palabras
queda sólo la sensación de tu presencia pura.
Cuando se desvanecen las figuras
queda esa suave claridad que invade el alma.

Cuando se aquietan las ideas revoltosas
queda el vacío de tu silencio pleno,
la serenidad de presentirse lleno
de tu presencia trascendente y luminosa.

Cuando la fe lo invade todo y es entrega
en la firme ternura de tus brazos,
cuando en lo profundo del ser es el ocaso
de las pasiones y el tumulto que se aquieta.

Cuando los sentidos se encienden en la hoguera que no quema,
cuando sin consumirme me pierdo entre las llamas de tu esencia,
quedaron ya tan lejos las arideces de tu ausencia
y solamente Tú lo llenas todo transformado en Amor y vida plena.

p0003214.jpg



MIL NOMBRES, MI DIOS


Tu nombre es majestad, ardor, grandeza,
calma y tempestad, tornado y brisa,
del cielo el esplendor, del sol sonrisa,
de la luna el candor, del mar pureza.

Tu nombre es sorprendente, Amor eterno;
eres fuego voraz, calor y abrigo,
llovizna matinal, frío y estío,
palabra paternal, seno materno.

Belleza sin igual, bondad, ternura,
de las nubes su paz y el trueno santo,
del rayo su fulgor, la paz y el canto
de las gaviotas que acarician tu bravura.

Eres paciencia, ímpetu y misterio;
profundidad, abismo y mansedumbre,
el valle silencioso y esa cumbre
que no se puede escalar desde este suelo.

Eres la calma serena de la noche oscura,
el tintinear juguetón de las estrellas,
la danza de las olas, la centella
y en las playas, por la tarde, la frescura.

Tu voz más dulce que el canto de las aves,
tu corazón, el pálpito del tiempo,
tus ojos el hechizo del encuentro
que estremece en tu mirada suave.

Tus manos son creadoras y se brindan
a la inmensidad del espacio que contiene
las huellas de tus pasos y sostienes
con tu providencia derramando vida.

Tu nombre es sumo bien, luz y sustento,
consuelo y compasión, apoyo, afecto
ternura y comprensión, solaz, desierto,
marea de bondad, abrazo, encuentro.

Mil nombres no me alcanzan, Innombrable,
mis ojos no contienen tu hermosura
ni mi pecho abraza tu ternura,
eres más de lo que puedo imaginarme.

Te dejo ser Dios, mi Dios, mi Todo;
no quiero aprisionarte en un concepto,
serás siempre el más allá, el Otro eterno
y yo el canto y la voz que en Ti reposo.


p0003214.jpg

EN TUS OJOS

En tus ojos, del Padre la misericordia brilla
Y desde ellos se derrama el bálsamo de amor que me acaricia.
Es en tu mirada que encuentro el río de la paz que me inhabita
y el fuego que desde la eternidad es el Amor que en mi palpita.

Ojos que reflejan el Amor originante que origina
en el flujo omnipotentemente amante de su vida
al Hijo que me abraza en el ardor de su Espíritu y me invita
a donarme sin medida a la fuente en la que el Amor habita.


p0003214.jpg




SOBRE LAS ALAS DE UN ÁNGEL MENSAJERO...

Sobre las alas de un ángel mensajero,
al son de las trompetas en el cielo,
volaba hacia tu encuentro entre los versos
y el canto que las liras te ofrecieron.

Tu Amor de Padre que lo llena todo
inundaba mi espacio y pensamiento,
aferró con su mano el sentimiento
y tu cariño me llenó del todo.

Me alzaste a tu mejilla como padre a su pequeño,
pronunciaba tu nombre balbuciendo
como un niño de pecho que perdiendo
los miedos en la noche se entregaba a tu misterio.

Tu faz solemne me llenó de risas
y el gozo lo fue todo y el todo mi alegría.
Tu rostro fue la luz que enciende la armonía
y el pecho se abrió en canto de rebosante dicha.

La risa se hizo un coro que a tu calor se unía
tu Espíritu invadía los cuerpos y clamaba
Abba, papá, papito, garabashú, shiribí, jubaba,
y en Ti gozaba el alma cuando el corazón ardía.

Te revelaste Padre tierno y juguetón primero
y tus manos tiernas que acarician poderosas
pacificaron las ansias y alzándome amorosas
me apretaron en lo hondo de tu pecho.

Allí me dormí en tu Amor pacificado
seguro descansaba confiado entre tus brazos,
tu aliento me acunaba y el arrorró del canto
de un ángel melodía se posó en tus labios.

p0003214.jpg

FRENTE AL HIJO

Frente al Hijo como amante enamorado,
Ante el Padre como hijo agradecido,
En su Espíritu de Amor compenetrado,
En al Santa Trinidad entretejido.

El Espíritu de ambos compartido
El Amor generante y generado,
El Amor vinculante y expirado
Por el Padre y el Hijo tan querido.

Ante el Padre en Amor transfigurado,
Por el Hijo rescatado y redimido,
En el Espíritu de ambos transformado
En la esencia divina sumergido.
Soy el eco que su gloria ha suscitado
Para adorarlo en su esencia confundido.


p0003214.jpg





TU PALABRA ES EXISTENCIA...

Tu Palabra es existencia
del mundo y su maravilla
hablas y en el cielo brilla
la chispa de la conciencia.

Tus dedos tocan el arpa
de la música callada
que ejecuta enamorada
la creación que se levanta.

Despliegas en el espacio
que has creado en tu presencia
tu Amor y magnificencia
a la hora de crearlo.

Al Ser Tú puedes llamarlo
desde la nada absoluta
en tu Espíritu que escruta
el misterio al penetrarlo.

Eres Padre providente
que en tu cuidado amoroso
nos das trabajo y reposo
protegiendo al inocente.

Pues salimos de tus manos
a imagen de tu bondad
somos luz de eternidad
cuando a Ti nos entregamos.

Si en tu verdad caminamos
brilla con su claridad
la luz de tu majestad
del Reino que contemplamos.

Danos un corazón puro
para poder conocerte
para que podamos verte
transparentado en el mundo.


Un corazón puro y simple
acunado en tu clemencia
transido de una inocencia
recuperada y humilde.

Un corazón que te alabe
en todas las circunstancias
que te sirva con constancia
y que amándote te agrade.

Que viva de tu presencia
y enamorado te cante
que en el alba se levante
cantando tu trascendencia.

Un corazón que contemple
tu paso por nuestra vida
lleno de amor y alegría
que pueda reconocerte.

Un corazón trinitario
para que viva de Amor
que se consume en tu honor
y es de tu templo el sagrario.

Transfigurado en el tiempo
chispa de la eternidad
refugio de la verdad
y santuario en que te encuentro.

Aquel refugio interior
que en tu presencia se goza
en que escondido reposa
el Espíritu de Amor.

p0003214.jpg

MONTAÑA DE DIOS Y DEL ENCUENTRO

Montaña de Dios y del encuentro
de la que brota un manantial de Vida,
altura inigualable, eres la cima
de la que el Amor se derrama y es sustento.

Árbol de la cruz y de la Vida
del maná que tengo en alimento,
tu copa se extiende al universo
y tus raíces clavadas en la tierra mía.

Templo de Dios, casa del Padre,
refugio y fortaleza de mis días,
santuario de la paz y la alegría,
morada del Amor que me creaste.

Refugio, salvación y fortaleza,
abrigo, obediencia y el misterio,
meta, camino y cautiverio,
casa de Dios, Verdad y fuente de grandeza.

Padre, Hijo y Espíritu divino,
origen, obediencia, amor primero
eres fuente, caudal, río de fuego,
eres meta, camino y peregrino.

Eres el impulso queme tiene vivo
y el camino de la senda cierta.
Eres el santuario de la puerta abierta
hacia quien se dirige mi destino.

Eres el abrazo acogedor que espera
y la fuerza que me mueve hacia tu encuentro.
Eres la mano que me guía si me pierdo
y de mis días el alfa y la omega.

Eres Amor de Padre, Madre, Hermano.
Eres amigo y compañero de camino.
Eres esposo, amante y peregrino.
Eres Señor del universo y soberano.

Si te pienso me siento anonadado
al contemplar tu esencia y tu misterio.
Superas mi conciencia y soy destierro
que al mirarte se siente cautivado.

Estás más allá de lo que vivo y lo que siento,
de lo que intuyo y percibo encandilado,
de la luz que me tiene enamorado
y del misterio en que se consuma el tiempo.

Y sin embargo el polvo de la estrella
que sembraste en el barro de la tierra
clama de amor por la luz que lo alimenta
y en la noche del cielo te contempla.

Me vuelvo polvo de un anhelo insatisfecho
y deseo del Amor que me supera,
nostalgia del infinito y de la meta
del peregrino que escondes en mi pecho.





OCÉANO DE AMOR, TRINIDAD SANTA


Océano de Amor, Trinidad Santa,
origen del universo y de la vida,
torrente del Amor en que se anida
la esperanza del hombre que te canta.

Manantial de eternidad participada
que trasciendes el tiempo y el espacio,
corriente de un encuentro regalado
en la vida que de tu seno se derrama.

Contemplar en este día tu Belleza
ansío desde el fondo de mi alma,
la Belleza del Amor que todo calma
y al hombre participa tu grandeza.

Paternal Amor que sin reservas
al Hijo se entrega totalmente,
generando la donación eternamente
fuente de Vida que todo lo conservas.

Amor filial que al Padre restituye
dinámico en su fuente de obediencia
el Amor que recibe en su inmanencia
contemplando el rostro del que fluye.

Amor de Espíritu donado y recibido
dador de vida, santidad del alma,
soplo del ardor que me entusiasma
a caminar en tu Reino renacido.

A Ti la gloria, Amor que todo creas
al que liberas al hombre y lo redimes,
la adoración en el Amor sublime
que santificando todo lo renuevas.

Un pick-up; Tamaño real= 240 píxels de ancho

p0003214.jpg

TRINIDAD

Tú, reflejo de la mirada del Padre,
el brillo de los ojos que me miran,
resplandor de las pupilas que encandilan,
misterio de un abismo que se abre.

Tú, color de un arco iris sin ocaso,
despertar de la luz que a oriente brilla,
calor del sol que ardiendo me ilumina,
rayo eterno de fuego enamorado.

Tú eres el aliento del amor primero
que envuelve la creación que me rodea,
respiro en que el universo se recrea,
perfume de Aquel que yo más quiero.

Eres el huracán del Amor que sin origen
origina todo lo que existe,
tempestad de la pasión que todo lo dirige,
movimiento de unión que me hace libre.

Eres fuego que arderá sin consumirse,
el volcán del Amor que el universo abriga,
eres el sol de un eterno mediodía,
ebullición de Amor que quiere abrirse.

Eres un mar sin playas ni fronteras,
océano de vida siempre nueva,
la irrupción de una eterna primavera,
la fuerza en la profundidad de las mareas.

Eres causa sin causa y origen sin principio,
catarata de Amor igual y siempre nueva,
totalidad de unión que me genera,
donación en el fondo de mi mismo.

Un Amor que se dona generando,
la obediencia que todo lo recibe,
el Espíritu que en ambos se concibe,
entrega en la que todo se recibe.

Eres coincidencia más allá de oposiciones,
la melodía del silencio y la presencia
la plenitud enamorada que en la ausencia
enciende iluminada las canciones.

Eres el más allá del tiempo y del espacio
en quien el tiempo y el espacio se conciben,
reposo total del movimiento en que se imprimen
los deseos del corazón que busca sin descanso.

Eres quietud y posesión, paciencia y calma,
el mirar que vive en las miradas,
el brillo de la luz que en el origen se intercambia,
el calor del fuego que el Amor regala.

En Ti los colores se funden en un cielo
en que el color se encuentra sumergido.
en Ti bebe la creación su colorido
y se viste de seda y terciopelo.

En Ti vivimos, nos movemos y existimos,
origen sin origen del Amor y de la Vida,
por Ti palpita el mundo que inhabitas,
a Ti encamina el universo su destino.

p0003214.jpg


PERDERME EN TI...

Quiero perderme para en Ti encontrarme,
olvidarme de mi mismo y conocerte,
renunciar al afán de poseerte,
ser poseído por tu gracia y entregarme.

Quiero de imagen y conceptos despojarme,
dejar para siempre la ilusión de comprenderte,
quedar cegado en tus tinieblas para verte
y con la luz de tu mirada iluminarme.

Más allá de todo y de la nada, quiero hallarme
sumergido en tu abismo y ofrecerte
la vida misma y el deseo de quererte,
permanecer en tu presencia y reposarme.

Quiero al Amor en el amor encomendarme
y en el origen de mi origen encontrarte,
ser hijo en el Hijo y en Él glorificarte,
volverme incienso y en tu Amor quemarme.

p0003214.jpg

MÁS ALLÁ DE LA VERDAD

Más allá de la Verdad, del Amor y la Belleza,
de la Bondad, del Bien y la Existencia,
más allá del Pensamiento, de mi inteligencia,
más allá del espacio y la grandeza.

La fuente impensable de la sabiduría,
del incomprensible movimiento de la nada,
el fragor de la quietud apaciguada,
Origen sin principio que origina.

Rayos vivos de un sol inaccesible,
calor más allá del fuego en que te quemas,
fuego sin llamas e incendio que me incendias,
ardor que arde y que no puede consumirse.

Rostro sin un rostro que se manifiesta,
Mirar de los ojos que en la luz se queman,
Amor que en Amor mi fuente impregna,
Vida más allá de la vida que me gesta.

Trinidad Santa, donación perfecta,
entrega total de perfección abierta,
pozo de Amor que en el Amor genera,
fuente y saciedad de plenitud concreta.

Unidad sin división ni diferencia,
Trinidad sin distinción de reverencia,
polaridad sin tensión y trascendencia,
más allá de lo que intuye la conciencia.

p0003214.jpg

EN EL MISTERIO...

En el misterio divino sumergido,
los ojos del alma contemplaron
el Amor en que siempre se donaron
desde el Padre y el Hijo difundido.

En lo profundo de tu misterio he comprendido
que las lágrimas de amor que me brotaron
el día en que viniste y de tu presencia me inundaron,
del fondo de mi alma no se ha ido.

Que soy el pensamiento del Padre como hijo
y que su Amor te ama en el fondo de mí mismo.
Que soy restitución agradecida en el abismo
de la misericordia en que me siento consumido.

Transfigurado en Ti veré al Padre de los ojos buenos;
Enamorado en Ti tendré su paz y su consuelo.
Tu Espíritu en el mío dirá su Amor de cielo
Y alabar será la esencia en que juntos lo adoremos.