Make your own free website on Tripod.com
Amor místico. Poemas de amor a Dios

Home

Los besos de Dios
AMOR TRINITARIO
AMOR DIVINO
SONETOS DE AMOR HERIDO
SONETOS DE AMOR HERIDO II
TU PALABRA, EL SOL, LA NOCHE
SONETOS TRINITARIOS
SONETOS TRINITARIOS II
SONETOS TRINITARIOS III
ICONOS EVANGÉLICOS
ESPÍRITU SANTO, ESENCIA DEL AMOR
CANTAR DE LOS CANTARES
Amor en la noche
Barriletes en la luna
El bosque del misterio
CÁNTICO ESPIRITUAL
Estar enamorado
Noche oscura
Vínculos y contactos: Otros poemas de Amor a Dios
SONETOS TRINITARIOS III



TODA RODILLA SE DOBLE...

Toda rodilla se doble ante tu Nombre
Jesús, que venciste en el misterio
rescatando el humano cautiverio
para darle la gracia de ser hombre.

Te proclame Señor toda la tierra
y toda lengua alabe tu grandeza
reconozcan los hombres tu realeza
y la fuerza que tu pecho vivo encierra.

Porque tu eres el Señor de los señores
el que da el Espíritu divino
y enardece en el alma sus olores.

Es tu Palabra la bodega del buen vino
que enciende en el pecho tus amores
y adelanta la meta del camino.



TENER TUS SENTIMIENTOS

Tener tus sentimientos cada día
vivir en plenitud porque Tú vives
hacer en cada instante lo que pides
y emprender en tu Amor la travesía.

Despojado totalmente de ti mismo
te regalaste haciéndote un esclavo
atravesado por la lanza, por los clavos
descendiste a lo profundo del abismo.

Es por eso que el Padre te ha exaltado
y reinas para siempre soberano
pues estás en su Amor resucitado.

Asido fuertemente de tu mano
me elevo por tu gracia rescatado
y me vuelvo en el Espíritu tu hermano.



EL SALVADOR, EL MESÍAS...

El Salvador, el Mesías, el Dios vivo
el Goel, el Vengador resucitado
de las fauces de la muerte rescatado
te canto mi alabanza arrepentido.

Eres la luz de un Amor resplandeciente
la pureza inmaculada que te pido
si contemplo tus ojos conmovido
y me siento rescatado eternamente.

Liberador de las fuerzas opresoras
resucitas de la tumba victorioso
y liberas tu potencia sanadora.

Eres del alma restaurada el fiel esposo
que la envuelve en su paz reparadora
y la proteges con tu brazo poderoso.



SOMETIDO A TUS PIES...

Sometido a tus pies el universo
la fuerza resplandece en tu victoria
cegadas en el lumen de tu gloria
las potestades y el dominio del perverso.

Te has sentado en el trono preparado
por el Padre desde siempre a su derecha
y gobiernas con un cetro de realeza
el Reino que tu sangre ha conquistado.

Eres Señor de Señores, Rey de reyes
a tus pies me postro anonadado
envuelto en el poder de tu grandeza.

Quiero beber de tu palabra y de tus leyes
para ser totalmente transformado
en la luz que irradia tu pureza.



PLENITUD DE TODO...

Plenitud de todo lo que existe
Señor del Universo y de la historia
Si te pienso Tú llenas mi memoria
con nostalgia del cielo que me diste.

Eres Señor de todo lo que espero
del pasado, del presente y del futuro
Tú derribaste, de la muerte, el muro
y me diste la vida en la que creo.

Señor del Amor te has regalado
entregándote a la Pascua sin medida
para dejar el hombre rescatado.

De los mortales salvados su comida
el alimento divino consagrado
que es pan de salvación y real bebida.



EN UNA TARDE SERENA...

En una tarde serena de verano
mientras el parque en tu brisa se acunaba
tomó mi alma tu vino y se embriagaba
de la dulzura meliflua de tu mano.

mientras el Sol dominaba soberano
por encima de los fresnos el paisaje
yo, debajo de un tilo y su follaje
meditaba zambullido en el arcano.

Tú conducías mi mente en el misterio
penetrando en las cavernas del sentido
guiado por la luz de tu cuidado.

Allí dejaste el corazón en cautiverio
mi razón en las arcas del olvido
y quedé en tus misterios abrazado.



ROCÍO QUE REFRESCAS...

Rocío que refrescas en la noche
las heridas del desierto y del camino
que suavizas los pies del peregrino
con el bálsamo celeste de tus goces.

Eres el óleo divino que consagra
la esencia de mi vida y de mi tiempo
la brisa en el reposo en que contento
transcurro las horas que se pasan.

Transforma el devenir de mi destino
en la misión que al Padre se le ofrece
con el trabajo sencillo y paulatino.

Porque es en Ti que mi alma se estremece
cuando tocas su fondo y me reanimo
en el soplo que sanando me engrandece.



AMOR DIVINO QUE PASAS...

Amor divino que pasas por el alma
imprimiendo el rastro de tus huellas
anticipo de las cosas que son bellas
fuente de paz, de gozos y de calma.

Suaviza la dureza que resiste
el fluir desenvuelto de tu vida
sumerge mi conciencia sin medida
en la luz en que el cielo se reviste.

Tómame al fin Oh soplo fresco y nuevo
y penetra mi espíritu en tu gozo
Oh cántaro del vino que me embriaga.

Tú eres delicia que sacia la mirada
la fuente del consuelo y del reposo
la esencia divina en que me muevo.



BRISA DE DIOS...

Brisa de Dios, renueva mi silencio
el aposento divino en el que habitas
corazón del mundo que palpitas
en el misterio profundo en que me encuentro.

Tú soplas y mi mente se embelesa
cautivada en las delicias de tu paso
encendido en el fuego de tu abraso
y prendado en la flor de tu belleza.

Enciende mi pensar en Amor nuevo
mi corazón en el batir de tu hermosura
para que pueda renovarme en tu realeza.

Dame esperanza confiada en lo que espero
la mirada que encierra tu ternura
y de los bienes futuros la certeza



QUIERO DECIRTE MI AMOR POR LA MAÑANA

Quiero decirte mi amor por la mañana
en la oración que ofrezco cautivado
por la belleza del mundo que has creado
y la luz que me envuelve soberana.

Una oración tejida de Amor puro
que vuele más allá en un cielo abierto
y se entregue alegre en el concierto
que ejecutan las aves sin apuro.

Alabanza de Espíritu entregado
que fluye por las venas de mi alma
y se viste de trinos azulados.

El canto de mi pecho entusiasmado
que encuentra entre tus flores esa calma
que le da solamente tu cuidado.



AMOR DIVINO...

Amor divino que todo lo renuevas
que suplantas la pasión del hombre viejo
con el clamor del Espíritu en que dejo
mis ansias de una nueva primavera.

ES por eso que mi alma sólo espera
ofrecerse en incienso que al quemarse
te adore simplemente al consumarse
en el encuentro de tu santa hoguera.

Quemarme quiero, Amor en tu Amor puro
volverme llama adorante en el deseo
de fundirme con el fuego de tu flama.

Porque siento que tu Espíritu me llama
a abrasarme en aquel Amor primero
que pusiste en mi pecho sin apuro.



QUIERO DECIRTE MI AMOR...

Quiero decirte mi amor en esta tarde
cantar humildemente tu grandeza
admirar tu esplendor y tu realeza
y postrarme ante tu altar al adorarte.

Quiero el mundo recorrer y proclamarte
Señor de mi vida y de la historia
grabarte como fuego en mi memoria
y vivir en tu Amor para anunciarte.

Rendirte culto en la ofrenda de mi vida
y vivir para alabarte noche y día
en el tiempo que me diste para amarte.

Quiero hacer de tu Palabra mi comida
rendirte gloria como el pecho ansía
y por encima de todo venerarte.



EN EL TREN DE LA VIDA

En el tren de la vida voy seguro
sabiendo que conduces mi destino
que tu mano protectora en mi camino
ha derribado obstáculos y muros.

En el tren de la historia voy rezando
tu presencia paterna me acompaña
ya no temo ni ansío porque extrañas
me resultan las espinas, voy andando.

El tren se zamarrea con el viento
irregular parece a veces el camino
la marcha de las horas en el tiempo.

Y sin embargo confío mi destino
en las manos de un Padre que es eterno
y que supera en bondad lo que imagino.



NAVEGA MAR ADENTRO...

Navega mar adentro, hecha las redes
en el mar de mi misterio y hermosura
sobrepasa la apariencia y la figura
y lánzate al Amor si así lo quieres.

Descubrirás misterios tan profundos
que quedará tu intelecto anonadado
y tu pecho en ardores inflamado
se quemará en el fuego que fecundo.

Hecha tus redes y lánzate al abismo
del Amor que en tu pesca hará milagros
recreando la esencia de ti mismo.

Daré mis bienes y podrás gozarlos
sin sombra de amor propio ni egoísmo
en Amor renovado al encontrarlos.



EN EL INFIERNO BRILLAS...

En el infierno brillas por tu ausencia
y se proclama la dicha que no ha sido
ausente tu calor, allí hace frío
y el abandono reemplaza la presencia.

Es el lugar del dolor y la inclemencia
del sufrimiento mudo en el vacío
de la falta de rostros y el olvido
de la noche en la nada y la inconciencia.

Se ha perdido para siempre la inocencia
la libertad condenada a la ruptura
la opacidad total y la impotencia.

Se pierde para siempre la figura
de la luz que es santidad y transparencia
pues lejana quedó de tu hermosura.



ARDÍA EL CORAZÓN EN EL CAMINO

Ardía el corazón en el camino
y se llenaban de miel las Escrituras
resplandecían en tu gracia las figuras
y tu luz iluminaba mi destino.

Ardía el corazón lleno de gozo
mientras quemaba en la hoguera de tu fuego
en la Palabra amorosa en la que espero
en los brazos de Amor en que reposo.

Porque Espíritu y vida es tu Palabra
hoguera celestial que arde en mi pecho
y en el fuego del Padre me consagra.

Es el perfume que refresca el lecho
del Amor esponsal al que se amarra
el Amor navegante en que fui hecho.


CABEZA DE LA IGLESIA

Cabeza de la Iglesia peregrina
meta total del cosmos en que vive
Omega y trayectoria que describe
el mundo que a tu casa se encamina.

Soberano que el alma vivificas
en el Amor para siempre rescatado
pues el pueblo en la cruz tu lo has salvado
y en Espíritu de Amor lo santificas.

Para el Padre en la cruz Tú lo has ganado
y le ofreces un Reino de alabanza
que consuma el proyecto comenzado.

Él resume, del hombre, la esperanza
de vivir en el Amor plenificado
rescatado para siempre en tu confianza.



TU PALABRA ES ALIENTO...

Tu Palabra es aliento de mi vida
es refrigerio, bálsamo y ungüento
que suaviza el dolor en el tormento
y penetra mi tiempo sin medida.

ES rocío salvífico que empapa
las horas de la noche en el invierno
es consuelo maternal en el lamento
y el gozo que en el alma se dilata.

Es la voz de Padre que se encarna
nuevamente y se vuelve cotidiana
compañera del camino y sufrimiento.

Es soplo del Espíritu en el alma
que amanece como el sol en mi ventana
y fecunda entretejiéndose en mi tiempo.