Make your own free website on Tripod.com
Amor místico. Poemas de amor a Dios

Home

Los besos de Dios
AMOR TRINITARIO
AMOR DIVINO
SONETOS DE AMOR HERIDO
SONETOS DE AMOR HERIDO II
TU PALABRA, EL SOL, LA NOCHE
SONETOS TRINITARIOS
SONETOS TRINITARIOS II
SONETOS TRINITARIOS III
ICONOS EVANGÉLICOS
ESPÍRITU SANTO, ESENCIA DEL AMOR
CANTAR DE LOS CANTARES
Amor en la noche
Barriletes en la luna
El bosque del misterio
CÁNTICO ESPIRITUAL
Estar enamorado
Noche oscura
Vínculos y contactos: Otros poemas de Amor a Dios
SONETOS TRINITARIOS II



ARDÍA EL CORAZÓN EN EL CAMINO

Ardía el corazón en el camino
y se llenaban de miel las Escrituras
resplandecían en tu gracia las figuras
y tu luz iluminaba mi destino.

Ardía el corazón lleno de gozo
mientras quemaba en la hoguera de tu fuego
en la Palabra amorosa en la que espero
en los brazos de Amor en que reposo.

Porque Espíritu y vida es tu Palabra
hoguera celestial que arde en mi pecho
y en el fuego del Padre me consagra.

Es el perfume que refresca el lecho
del Amor esponsal al que se amarra
el Amor navegante en que fui hecho.



CUANDO ME PARTES EL PAN...

Cuando me partes el pan siento que vivo
que tus palabras melifluas en mi boca
son bálsamo divino que me toca
con la unción del aceite y del olivo.

Cuando partes el pan abro mis ojos
y me ciega la luz de tu presencia
que transfigura las horas de la ausencia
y se vuelven reales mis despojos.

Cuando partes el pan el vino nuevo
que en las bodegas del Padre se fermenta
me embriaga en el afán de lo que espero.

Pues cuando partes el pan tú me alimentas
con Espíritu Santo y me renuevo
en la esperanza del rebaño que apacientas.




OH PADRE DE LA LUZ...

Oh Padre de la luz, Sol de justicia
qué suave es el calor de tu presencia
cuando besas el alma en su conciencia
con el soplo de la vida y sus primicias.

Origen del torrente inagotable
de la cascada refrescante de tu gracia
cuando el deseo de verte no se sacia
más que en la vida misma perdurable.

Bondad omnipotente que genera
la filiación universal de la alabanza
un mundo que gime y que en Ti espera.

Tu bendición imploro en la esperanza
de comenzar en tu Amor la nueva era
en la que brille, de tu Amor la semejanza.



PADRE INASIBLE

Padre inasible, infinito, inaferrable
océano de paz, misericordia
eterno sin origen en la historia
de bondad sin medida, incomparable.

Habitas una luz inaccesible
más allá de todo lo que pienso
aurora sin ocaso y cielo intenso
la fuente de la vida irrepetible.

Eres meta de la historia en la que vivo
origen del Espíritu sin tiempo
y del Hijo que el mundo ha redimido.

Eres abrazo de gloria, Bien, sustento
providencia amorosa sin olvido
fuente de gracia, de confianza y alimento.



EL INFIERNO PROCLAMA TU VICTORIA

El infierno proclama tu victoria
fuente divina de amor inagotable
pues mantienes tu promesa inalterable
tu bondad es reflejo de tu gloria.

Pues para siempre donas la existencia
tu justicia que es también misericordia
la libertad como esencia de la historia
y tu Amor, teofanía de clemencia.

Eres premio de los justos que murieron
en la esperanza firme en tu venida
y por ella en el mundo padecieron.

Y sufrimiento eterno y sin medida
de aquellos que tu Amor aborrecieron
renegando de la fuente de la vida.



TODO SUCEDE POR TU GRACIA

Todo sucede por tu gracia inmensa
para el bien de los que amas desde siempre
de aquellos que proteges suavemente
con paternal providencia, dulce y tierna.

Tú das lo necesario y nos mantienes
en el Amor providente en que creaste
los seres que a tu Hijo regalaste
y nos sabes guiar como conviene.

Tu Espíritu infundes en el mundo
soplas benigno y somos recreados
el Amor nos envuelve y marca el rumbo.

Él aletea y somos renovados
infunde sus carismas y fecundo
hace brotar su viento huracanado.



AMOR UNITIVO

Amor que al amante en el Amado plenificas
que eres medio divino en que me muevo
que resucitas mi vida si me muero
e infundido en mi pecho santificas.

Tú la dureza de la roca dulcificas
y devuelves el ardor de Amor primero
dame amar con tu Amor pues en Ti espero
transfigurar la vida que unificas.

Llena las velas del buque en que navego
hacia el Padre del Amor crucificado
al que en mi largo navegar todo le entrego.

Ensancha el alma de tu Amor enamorado
para gozarme en Él si no lo veo
y consagrarme al Verbo desposado.



TE GLORIFICO PADRE

Te glorifico, Padre omnipotente
creador de los cielos y la tierra,
origen sin origen, fuente y meta
Amor que, en la creación, es providente.

Te glorifico Verbo que, en la carne,
asumiste el espacio de la historia
que nos hiciste Alianza en la memoria
de la Pascua salvadora a que nos abres.

Te glorifico Espíritu divino
soplo amoroso que la tierra llenas
porque guías en la vida mi camino.

En la hondura del alma Tú resuenas
te haces fuerza y carisma peregrino
eres Amor que rompe las cadenas.



POSTRADO...

Postrado, tu presencia me sostiene
adorante, me inclino ante el misterio
suplicante el corazón en cautiverio
de un Amor que en su gracia lo mantiene.

Beso la tierra y siento que es el cielo
veo tus huellas que en todo me rodean
hay un Padre amoroso que me espera
en la casa de la luz y del consuelo.

Él imprimió profundo en mi existencia
la imagen de su Hijo muy amado
y me dio de beber de su experiencia.

Semejante en el Amor resucitado
su Espíritu imprime en mi conciencia
la certeza del Amor con que me ha amado.



META DEL COSMOS

Meta del cosmos , Jesús, fin de la historia
en quien todo será resucitado
y el universo por fin será entregado
al Padre como signo de victoria.

Pues hacia Ti el mundo se dirige
a impulso del Espíritu divino
zarpo hace tiempo y navega peregrino
y todavía en el tiempo te bendice.

Contemplándote me siento de camino
forastero en todas partes y sereno
sabiendo que en Ti tengo mi destino.

El templo celestial del Padre bueno
más allá del bien que me imagino
en la historia que todos recorremos.



MÍSTICO MANÁ, CIELO QUE SE ABRE

Místico maná, cielo que se abre
alimento del Dios resucitado
del Verbo que es eterno y humanado
enviado hasta nosotros por el Padre.

Misterio de comida trascendente
su cuerpo que se da sin pedir nada
su sangre para siempre derramada
que brota de su pecho eternamente.

En medio de nosotros tan presente
ofreciéndose al alma enamorada
como vino de mística vertiente.

Es el banquete de la vida regalada
en el pan y en el vino íntimamente
para dejarla en Amor resucitada.



PAN DE VIDA ETERNA

Pan de vida eterna que te quedas
en la cena en que Dios quedarse quiso
el banquete de bodas que nos hizo
que es mesa y sacrificio en que congregas.

Su Espíritu derrama y nace un pueblo
comunidad de Amor y de esperanza
asamblea de vida y de alabanza
unión en la oración que forma un cuerpo.

Rebaño místico del trigo que alimenta
la sed de eternidad que el hombre tiene
y en su sangre se sacia y se sustenta.

Banquete del manjar que nos conviene
que en la vida del hombre no se encuentra
y del seno trinitario sólo viene.



UN MODO DE SER...

Un modo de ser, amarte a cielo abierto
sonar para Ti la flauta más preciada
volverme música divina enamorada
e insertarme en un cósmico concierto.

Pues tocando para Ti es que me despierto
del letargo pasajero de la nada
cuando el alma te exalta ilusionada
y te canta su amor en el desierto.

Te dice que sin Ti está muerta en vida
que gime, duele y mata la inclemencia
si hambrienta te busca y no te olvida

Te dice que te busca en su indigencia
porque solamente Tú eres su alegría
y su música es tu soplo en su conciencia.


EN LA CRESTA DE UN CEDRO...

En la cresta de un cedro reflejada
el sol su luz en baño de oro fino
era su Amor soplando entre los pinos
que en las ramas siempre verdes se quedaba.

Con ternura de Padre lo besaba
regenerando en su savia el Amor vivo
en sus raíces penetraba el don divino
que el viento en su frescura acariciaba.

Estaba el cedro de olvido mal herido
y sus brazos al cielo levantaba
clamando por su amor que se había ido.

Y la respuesta de lo alto le llegaba
por la noche cuajada de rocío
o en una luz lunar que lo bañaba.



ME ROBASTE EL CORAZÓN...

Me robaste el corazón con la mirada
y en ella supe cuánto te quería
así quise llamarte: Amada mía
y te dejé entre las flores desposada.

Te sentí de repente enamorada
la luz del Sol tu cuerpo recorría
mi corazón estallaba de alegría
y en Espíritu quedaste renovada.

Tu figura se veía reflejada
en el lago del Amor que se ofrecía
al abrazo que mi soplo le dejaba.

Tu rostro, de mi Amor, resplandecía
y en la luz de mis ojos se bañaba
resucitando de Amor, esposa mía.



OLIVOS EN EL PARQUE...

Olivos en el parque que se mecen
en la caricia del viento que los roza
y sus ramas al aire que retozan
en la cuna de luz en la que crecen.

Soñados por el Padre desde antaño
para ofrecerte sus brotes en la Pascua
para quemarte el aceite de su entraña
y consumirse en tu culto con los años.

El soplo de tu vida los fecunda
Parábola de Amor que se resume
en la fragancia divina que me inunda.

En mi parque se esparce su perfume
que se impregna en mi vida más profunda
si en el Amor tu llama me consume.


HAS VENIDO AL JARDÍN...

Has venido al jardín, Amado mío
a recoger el fruto que sembraste
a contemplar el verde que regaste
en las tardes serenas del estío.


Has venido a buscar al ciervo herido
que por tu Amor recorre solo el valle
él le pide al monte que se calle
pues piensa que su Amado se ha dormido.

Él le ruega al viento en su soplido
que le indique la fuente en la que bebes
para encontrar en ella a su querido.

Y en el soplo del bosque tu te mueves
besándole en la brisa sus oídos
diciéndole en tu Amor, cuánto lo quieres.