Make your own free website on Tripod.com
Amor místico. Poemas de amor a Dios

Home

Los besos de Dios
AMOR TRINITARIO
AMOR DIVINO
SONETOS DE AMOR HERIDO
SONETOS DE AMOR HERIDO II
TU PALABRA, EL SOL, LA NOCHE
SONETOS TRINITARIOS
SONETOS TRINITARIOS II
SONETOS TRINITARIOS III
ICONOS EVANGÉLICOS
ESPÍRITU SANTO, ESENCIA DEL AMOR
CANTAR DE LOS CANTARES
Amor en la noche
Barriletes en la luna
El bosque del misterio
CÁNTICO ESPIRITUAL
Estar enamorado
Noche oscura
Vínculos y contactos: Otros poemas de Amor a Dios
SONETOS TRINITARIOS



NOVIO DEL ALMA...

Novio del alma que embriagas con el vino
de la bodega ancestral de la que bebo
Amado en cuyo seno me renuevo
y te descubro a mi lado en el camino.

Me desposas en perfume de nostalgia
en aromas de presencia inacabada
en fragancia de los besos que me embriagan
y me encienden en tu hoguera con su magia.

Tú golpeas la puerta de mi vida
y tu Espíritu interior a Ti me llama
cuando, fresca, la tarde acaba el día.

Él me dice que me busca el que me ama
y se queda en una dulce melodía
que me llena de paz y besa el alma.



ERES CABEZA DE TU CUERPO EN FIESTA

Eres cabeza de tu cuerpo en fiesta
la savia que a la espiga le da vida
te volviste Espíritu y comida
y te quedaste para darnos la respuesta.

En tu Espíritu los granos se congregan
y unidos te adoran y te aman
te dirigen su alabanza y te reclaman
y al molino del Amor por Ti se entregan.

Serán el pan en la mesa de las bodas
que se parte en alimento renovado
del pueblo que en tu Pascua se enamora.

El banquete por el Padre preparado
del Cordero y de la esposa que lo adora
en el culto de un mundo renovado.



ERES ESPOSO...

Eres Esposo de la Iglesia peregrina
prometido por el Padre de los cielos
el que la llena de Amor y de consuelo
mientras al templo celeste se encamina.

Tú le das el Espíritu Divino
que del Padre procede en abundancia
y la colmas de vida con tu gracia
fortaleciendo su paso en el camino.

La desposaste en las bodas del calvario
en la cena en la que diste tu pan nuevo
que dejaste para siempre en el sagrario.

Con tu Espíritu le diste un cielo nuevo
como cúlmen de un culto milenario
anticipando el tiempo en el que espero.



YO PONGO MI MORADA...

Yo pongo mi morada en quien me ama
en quien cumple, veraz, mis mandamientos
y desea tener los sentimientos
de la vida divina que reclama.

Habitaremos en él como en un templo
en la hondura más profunda de su alma
en él seremos vida, paz y calma
gozo íntimo, profundo y alimento.

Eres templo preparado como hijo
por el Espíritu enviado que te anima
en quien encuentras tu amparo y tu cobijo.

Peregrino que al Padre se encamina
que en el soplo de mi espíritu dirijo
y en mi cuerpo, que es Iglesia, peregrina.



FUENTE DE SANACIÓN...

Fuente de sanación inagotable
Oh médico divino que me curas
del pecado, del sin sentido y la amargura
y me das una alegría inexplicable.

Oh fuente de fragancias adorables
que me das la medicina de la vida
la presencia del Hijo-Eucaristía
que en el altar se ofrece inigualable.

Tú descubres su Palabra ante mis ojos
y me zambullo de tu mano en el misterio
del Padre que me salva en mi despojo.

Tú me liberas, Amor, del cautiverio
cuando llenas mis velas a tu antojo
e imprimes en mi alma tu cauterio.



FUENTE DE VIDA...

Fuente de vida que a la Vida llevas
cuando impulsas mi nave hacia su meta
hacia el puerto de la dicha más completa
en que el Amor del Padre se renueva.

Tú me das la vida inagotable
la santidad que irradia tu presencia
la vida misma del Hijo y la conciencia
de ser hijo de un modo inexplicable.

Tú me das la vida en las virtudes
que infundes en mi alma agradecida
y cambias de raíz mis actitudes.

Tú sanas con tu gracia las heridas
del desamor y del pecado cuando acudes
en auxilio de mi alma con tu vida.



FUENTE DE AMOR...

Fuente de Amor en que el Padre me recrea
como hijo a imagen de su Hijo
en Ti, hacia el Padre, caminante, me dirijo
a la fuente de Amor que lo genera.

Tú me concedes amar como no puedo
hacerlo desde mi naturaleza
tu sanas la raíz de mi pobreza
Amor en quien, viviendo, me recreo.

Tú das, del Amor la semejanza
y con tus dones potencias mi experiencia
para vivir en un río de alabanzas.

Tú me permites amar hasta el delirio
de la vida que se vive en la esperanza
de alcanzar en cada cosa mi martirio.



FUENTE DE ORACIÓN...

Fuente de oración de la que fluye
la canción que tengo en mis adentros
gemidos, canto, júbilo y lamentos
la oración que en tu ser me constituye.

Río de fuego que quemas mi conciencia
caudal de Amor que fluye en alabanza
ardor del viento que sopla en la esperanza
y en mí se vuelve orante en la indigencia.

En Ti puedo decir Oh Padre mío
y sentirme acunado entre sus brazos
si en las noches oscuras hace frío.

En Ti puedo llamar al Cristo esposo
sentirme desposado en el olvido
y escuchar sus cantos amorosos.



FUENTE DE PERDÓN...

Fuente de perdón y Amor que mueves
al alma a una profunda penitencia
que le hablas susurrando en su conciencia
y reconoce que Dios siempre la quiere.

Tú lates en el pecho arrepentido
que reconoce a su Amor abandonado
que suspira por estar resucitado
y del pecado se siente tan dolido.

En Ti el hombre se siente rescatado
y comienza a caminar el recorrido
que lo arranca del mundo del pecado.

Por Ti el pobre corazón se siente herido
y empieza a vivir enamorado
de aquel que por Amor tanto ha sufrido.



SEÑOR QUE ERES AMOR VIVIFICANTE

Señor que eres Amor vivificante
que bendices las aguas primordiales
penetrando los tiempos ancestrales
lo envuelves en tu ser santificante.

Dame la vida de tu ser plenificante
y renueva en mi vida tu misterio
quiero quedarme del Amor en cautiverio
y ser la llama de tu fuego orante.

Quiero en tu Amor sentir al Padre vivo
restituirle el Amor que me ha donado
ser un hijo en el Hijo agradecido.

Quiero ofrecerme en aquel que se ha entregado
por Amor al oprobio y al olvido
para vivir en Ti resucitado.



OH PADRE QUE EN TUS MANOS CREAS

Oh Padre que en tus manos creas
al hombre a tu imagen, semejante
en un milagro de Amor apasionante
en el Amor trinitario regeneras.

A imagen de tu Hijo lo creaste
obra maestra del arte de tus dedos
serafín encarnado en que te veo
por la gracia que, al amarlo, regalaste.

En tu Espíritu le das la semejanza
y camina en santidad al encontrarte
por los caminos del mundo con confianza.

Tu renuevas con su soplo la esperanza
de vivir en tu templo y adorarte
eternamente sumergido en tu alabanza.



ESPIRA EL PADRE...

Espira el Padre el Amor en que se entrega
y espira el Hijo el Amor en que agradece
espiración que en ambos se enardece
y en santidad de Espíritu me llega.

El Espíritu procede del que ama
y es el Amor donado y subsistente
es el Amor en que el Padre plenamente
genera al Hijo y al Amor lo llama.

Oh Trinidad de Amor que compartido
penetra a todos y en todos es el mismo
Amor del Padre en el Hijo concebido.

Amor fontal que surge del abismo
desde el que espira al amor restituido
Amor de Dios en el centro de mi mismo.



CIMIENTO DE UN TEMPLO...

Cimiento de un templo ungido y santo
Meta del peregrino que camina
origen en quien todo se origina
y causa incausada de mi canto.

Roca de luz que todo lo ilumina
firmeza de un Amor que todo entrega
ante tu fuerza el infierno se doblega
Esposo de la Iglesia peregrina.

Santidad que enciendes en tu fuego
Soplo de Amor que me renuevas
Espíritu de Dios en que me muevo.

Unitivo que en pueblo nos congregas
Amor-persona del Amor que espero
Viento divino que al Amor me llevas.



COMUNIÓN DE UN AMOR INQUEBRANTABLE

Comunión de un Amor inquebrantable
del que fluye la vida en nuestra historia
permaneces impresa en la memoria
como verdad suprema incuestionable.

Trinidad de personas que se entregan
de las que brota la vida que me invade
fuente de luz embriagadora y suave
de la paz y el gozo que me llenan.

Oh Trinidad santísima, te adoro
te alabo desde el fondo de mi nada
y amante peregrino yo te imploro.

Volverme luz con el sol en la alborada
para alabarte incansable con el coro
de las aves que te adoran encantadas.



ORIGEN SIN ORIGEN

Origen sin origen y sin tiempo
Paternidad ingenerada y generante
Te entregas sin límites, donante
y tienes en el Hijo tu contento.

Generado sin tiempo desde siempre
filiación agradecida que se dona
Hijo del Padre que llevas la Corona
del Amor en que te engendra eternamente.

Espíritu espirado tiernamente
que fluyes desde el Padre en Amor puro
el Hijo te recibe dulcemente.

Y te devuelve entregándose seguro
al Padre de la vida y obediente
lo abraza con el fuego de tu yugo.



UNA SOLA PALABRA...

Una sola palabra, tenaz, definitiva
decisión fundamental de darlo todo
en la penumbra de la noche quedas solo
y esa palabra te lleva a dar la vida.

Enfrentada desde siempre al Padre eterno
es su Verbo, expresión de su riqueza
resplandor de su gloria y su nobleza
la respuesta que brota de su seno.

Es creadora en la trama de la historia
generadora de luz que vence el miedo
y nostalgia de luz en mi memoria.

Es el si fundamental en que me muevo
el del Hijo en el seno de la gloria
el Amor de la entrega que deseo.



PURIFICAR LA MEMORIA...

Purificar la memoria en la esperanza
y volverme nostalgia de tu Reino
peregrino en la noche sigo siendo
la ilusión de alcanzarte y la confianza.

Entregarme en la Fe que inconmovible
te contempla presente y escondido
que en Ti ha recuperado lo perdido
y te encuentra más allá de lo visible.

Y amarte con amor purificado
sin deseo posesivo imperceptible
para quedarme a tu Amor encadenado.

Amarrado en las aguas apacibles
del puerto del Espíritu entregado
que es soplo de un Amor inconfundible.


YO TENGO UN GOZO...

Yo tengo un gozo que será el de ustedes
el de un Padre que me acoge en su ternura
el del reino de su gloria y su dulzura
que penetra ya el misterio en que te mueves.

Pues el Padre vive en mí y Yo en su seno
unidos en Amor eterno y suave
en la brisa divina que te invade
y el corazón te deja tan sereno.

Yo me quedo en ustedes, mis amigos
Él les dirá cómo hacer lo que les mando
y ayudará a entender lo que les digo.

Surcarán los mares navegando
y serán en el mundo mis testigos
mi vida y mi Palabra predicando.



DECIR AMÉN...

Decir amén es confesar tu gloria
es proclamar tu Nombre para siempre
caminar en tu camino sin volverse
y transformar las derrotas en victoria.

Decirte amén es confiar en tu Palabra
y llevarla grabada en la memoria
es tejer la trama de la historia
escuchando la Vida que me habla.

Decirte amén quiero ahora sin dudarlo
Padre Santo, creador y providente
y entregarme a tu aventura sin pensarlo.

Que tu brisa me llene plenamente
tu Hijo me bendiga al escucharlo
consagrándole la vida totalmente.




SANTIFICANTE SEÑOR...

Santificante Señor que das la vida
Espíritu que del Padre te derramas
en quien el Hijo amándome me llama
a continuar en la historia su venida.

Vivificante brisa matutina
que en la mañana nueva de los tiempos
escuchaste de los pobres, el lamento
y te volviste fuente cristalina.

Vertiente de carismas y de dones
impulsas el bajel de nuestra Iglesia
superando en la tormenta sus temores.

Afrontando en tu fervor las peripecias,
el martirio, la lucha y los dolores
siendo fuente inagotable de clemencia.


OH LANZA DEL AMOR...

Oh lanza del Amor que se ha clavado
en el centro del prado que cultivo.
Oh flecha del Amor que me has herido
con el dardo victorioso del Amado.

Oh llama que en el centro de mi mismo
quemas paciente mi tiempo en tu ternura.
Hoguera del Amor que no se cura
y quemas desde el fondo de mi abismo.

Oh brasa que en sus besos me llagaste
que ardes soberana y no consumes
y encendido en sus ardores me dejaste.

Quema mi incienso, exhala tu perfume
eleva el holocausto que creaste
al volverte suavidad que me consume.

RÚAJ SANTA, NEUMA DE LA VIDA

Rúaj Santa, neuma de la vida
dulzura del Amor que me estremece
hazme vibrar en la llama que se ofrece
al solo divino que es causa de mi herida.

Fuente bendita de paz, santo arroyuelo
si el alma en tu corriente se engrandece
tómala ahora y su prado reverdece
fecunda, Oh lluvia, la aridez del suelo.

Tú eres la fuente del Amor que quiero
la corriente de gracia que aparece
cuando invoco al Padre de los cielos.

Eres la brisa que sopla y me estremece
la mano, la caricia y el consuelo
del Amado que espero y amanece.

ELLA LES DIRÁ...

Ella les dirá que Yo estoy vivo
fecundará de alegría su esperanza
la Rúaj que suscita la alabanza
la brisa de los santos redimidos.

Ella arderá volviendo semejante
tu trono al de santos serafines
la llama que penetra en los confines
recónditos del alma del amante.

Ella será como el agua cristalina
de la fuente que brota a mi costado
o como luz que todo lo ilumina.

Ella será tu amor enamorado
que en la noche todo lo domina
para dejarte en mi pecho transformado.